Compartir

La policía Nacional ha detenido al presunto violador de Andrea Sicignano, una joven estadounidense que denunció haber sido víctima de una violación y apaleamiento a principios de diciembre, en el intercambiador de Aluche (Madrid), y que ha reconocido al agresor.

“Me golpeó en la cara una y otra vez hasta que no pude pelear más. Y me violó”. Con estas estremecedoras palabras, Sicignano, ha contado  en Facebook cómo fue la agresión. Según su propio relato, la joven que llevaba afincada en la capital unos meses, había bebido tras acudir a un espectáculo de flamenco con un amigo del que se había separado, y confundió el ‘búho’, el autobús nocturno.

“Estaba perdida a las 4 de la mañana y el transporte público había dejado de funcionar. Necesitaba ayuda y el hombre me aseguró que podría ayudarme a llegar a casa” continúa, por lo que aceptó. “Tan pronto como empecé a percatarme de que podía estar en peligro, traté de irme”, sin embargo, no lo consiguió, y el violador se ensañó a golpes contra ella, al tiempo que le amenazaba “Tengo tu móvil, no puedes llamar a nadie”.

La joven natural de Lindenhurst (Nueva York) asegura que llegó a temer por su vida y que “apenas podía ver a través de la sangre” en sus ojos, pero sobrevivió y llegó a fingir estar muerta con la esperanza de que el agresor dejara de pegarle. Cuando se quedó sola, añade, recogió sus cosas, y paró un coche “un extraño muy amable llamó a una ambulancia y esperó a que esta llegase”.

Tres días después de que interpusiera su denuncia el 9 de diciembre, la policía logró identificar y detener al presunto agresor en Carabanchel (Madrid). Tenía nueve antecedentes, pero ninguno por agresión sexual.