Compartir

La Policía ha detenido a la presidenta de la asociación ‘Infancia Libre’, María Sevilla, por el secuestro de su hijo de once años de edad.

Según ha informado ‘El Mundo’, la madre, que habría firmado un convenio de colaboración con Podemos, lo tenía sin escolarizar desde hacía seis meses en una finca de Villar de Cañas (Cuenca) junto a una niña, hija de su actual pareja.

Los agentes que encontraron a los pequeños aseguran que vivían de forma “salvaje” en el terreno de 6.000 metros cuadrados y que ambos presentaban problemas para relacionarse. El niño apenas podía hablar y la niña “los olisqueaba”.


La mujer, de 36 años, que estaba en busca y captura desde el mes de septiembre, fue arrestada por un delito de sustracción de menores ya que la custodia del niño pertenecía al padre y no había entregado al menor. Desde que huyera con su hijo, María había vivido en distintos sitios, como Sevilla y Granada, sin haber informado al progenitor.

Según el informe policial, la fe evangélica habría sido determinante en la actuación de la madre. Al parecer, cuando se llevaron al menor le instó a llevarse “un ejemplar de la Biblia” y que “el padre era el diablo”, según ‘ABC’.


Según ‘El Mundo’, María Sevilla, que presidía la asociación infantil mientras mantenía aislado a su pequeño, habría firmado un convenio de colaboración con Podemos para llevar a cabo un estudio sobre abusos sexuales entre la población infantil andaluza.

Una información que llega después de que este lunes la formación morada negara que tuviera relación con María Sevilla y desmintiera la información de ‘OK Diario’, que ya apuntó que era asesora de la formación morada.