Compartir

Dos personas de origen colombiano que se habían negado a pagar el Taxi que habían usado en Oviedo fueron detenidas tras protagonizar un rocambolesco incidente en el que llegaron a morder a un policía, mientras que a otro le arrancaron el chaleco antibalas.

Según informa ‘El Comercio’, los hechos tuvieron lugar en la madrugada del sábado al domingo, hacia las 05:20 horas, cuando los  usuarios del taxi, con síntomas de embriaguez, se enfrentaron y agredieron al conductor al negarse a pagar la carrera. Ante su negativa a saldar la cuenta, el taxista llamó a la policía.

Cuando los agentes de la Policía Local se personaron en el lugar de los hechos y se dispusieron a intervenir vieron cómo dos de los ocupantes, un hombre de 29 años y una mujer de 51 años, disparaban su agresividad y la emprendían a golpes contra ellos, llegando a arrancar el chaleco reglamentario a uno de ellos, y dando un mordisco en la mano a otro. Acto seguido pidieron refuerzos.

Tras la llegada de otra patrulla Local y una de la Policía Nacional los agresores fueron detenidos, mientras que tomaron declaración a la tercera ocupante del taxi.

Los detenidos fueron juzgados en una vista rápida acusados de un delito de atentado contra la autoridad y otro por las lesiones producidas al taxista.