Compartir

Un albañil de 45 años ha sido detenido este martes acusado de un intento de agresión sexual a una mujer de 55 años, propietaria de una panadería situada en el barrio malagueño de El Palo. El hombre trabajaba en una obra cercana a la tienda y frecuentaba el establecimiento desde hacía varios años.

Según ha informado el diario ‘SUR’, varias patrullas de la Policía local acudían a una llamada que en un principio apuntaba a un robo. No fue hasta que llegaron a la tienda cuando se enteraron de que lo que en realidad se había registrado fue un intento de violación, según declaró la víctima.

Según las investigaciones, el hombre aprovechó un momento en el que la propietaria se quedó sola en la panadería. Actuó con la cabeza cubierta con un casco de moto y con guantes. Además iba armado con un cúter de grandes dimensiones con el que habría intimidado a la víctima y que se dejó en el mostrador en su huida al ser descubierto.

La víctima denunció que el hombre le hizo tocamientos e intentó agredirla sexualmente, a lo que ella se resistió. Los gritos de la víctima pidiendo auxilio alertaron a los vecinos.

En concreto, fue una joven la que se presentó en el establecimiento y vio como el hombre tenía a la mujer retenida y comenzó a gritar para que la soltara. El sospechoso se marchó de la tienda, cogió el ciclomotor que tenía aparcado en las inmediaciones y se dio a la fuga. Gracias a su descripción lograron detenerle.