Compartir

La Guardia Civil ha desmantelado una organización criminal que hacía pasar simples paletas de cerdo por ibéricas, mediante la manipulación de los precintos. Los agentes han retirado 4.233 paletas etiquetadas de forma ilegal, que ya estaban preparadas para su venta en grandes superficies, esta Navidad.

Hasta el momento 6 personas han sido detenidas, acusadas de estafa, falsificación y un delito contra la propiedad industrial, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales, y según publica ‘cmmedia.es’, hay “otras dos personas imputadas en Madrid y Ávila, entre ellos el líder de la organización, un empresario salmantino dedicado a la comercialización de productos ibéricos”.

En la operación denominada ‘Chacina’, que se ha llevado a cabo a nivel nacional, los agentes han practicado registros en mataderos, secaderos, puntos de venta y distribuidores de Madrid, Zaragoza, Salamanca, Toledo, Badajoz, Cáceres, Navarra, Barcelona y Ávila.

 

La investigación se inició a principios de año, cuando la Asociación Interprofesional el Cerdo Ibérico (ASICI), denunció ante la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, la venta fraudulenta.

Se calcula que la organización criminal, podría haber vendido 14.000 falsas paletas ibéricas, lo que tendría un precio cercano al millón de euros.