Compartir

El presidente de Interpol, el chino Hongwei Meng, lleva una semana desaparecido desde que viajó a su país natal el pasado 29 de septiembre, tal y como ha informado ‘Europe 1’.

Meng partió desde Lyon, donde la organización tiene su sede, con destino China y desde entonces nadie ha podido contactar con él.

Su mujer ha denunciado la desaparición a las autoridades francesas y ha prestado declaración ante la Policía judicial.

Hongwei fue elegido para el cargo en noviembre de 2016.