Compartir

Al menos 1200 personas han tenido que ser evacuadas en Ibiza por culpa de un escape de gas que, según las primeras informaciones, no ha dejado ningún herido.

El suceso ha tenido lugar en las inmediaciones del Hotel Tánit de Sant Antoni donde una excavadora ha provocado el escape de gas que ha obligado a actuar a la Policía local, nacional, Guardia Civil y a los servicios de emergencias.

“Todo se ha solucionado muy bien y muy rápido”, ha dicho la tercera teniente de alcalde de Sant Antoni, Neus Mateu, según informa el ‘Diario de Ibiza‘.