Compartir

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, aseguró este miércoles en el Congreso de los Diputados que es una “víctima” del intento de “chantaje” del excomisario José Manuel Villarejo y del uso del mismo que hace “la derecha, la extrema derecha y la extrema extrema derecha”.

Delgado hizo estas consideraciones en su intervención inicial ante la Comisión de Justicia, en la que comparece esta tarde para explicar sus relaciones con Villarejo, actualmente en prisión por cohecho, blanqueo de capitales y otros delitos.

“No he mentido”, dijo la titular de Justicia, “no he tenido relación profesional alguna con Villarejo, como ha quedado acreditado por la propia Fiscalía, y tampoco es mi amigo”.

Por este motivo, la ministra dijo que no va a ceder ante el intento de “chantaje” de Villarejo y el uso político de sus grabaciones por parte de la derecha. “No voy a participar”, afirmó, “de que el chantaje de un presunto delincuente y su utilización por determinados grupos políticos lance ninguna sospecha sobre una trayectoria íntegra, sin mácula, de 29 años al servicio público (en referencia a su trayectoria como fiscal)”.

La titular de Justicia también reprochó al PP que le reproche una supuesta relación con Villarejo cuando este comisario tuvo también contactos con ministros del Gobierno de Mariano Rajoy, como el extitular de Interior Jorge Fernández Díaz y el exresponsable de Justicia Rafael Catalá.

Por este motivo, criticó que los populares, “después de haber alimentado esta cloaca (por las actividades de Villarejo)”, se atrevan “a usar contra mí las actividades que ellos mismos fomentaron y aplaudieron sin rubor alguno”.