Compartir

La Policía no descarta ninguna hipótesis y mantiene abiertas todas las líneas de investigación, en relación a la muerte de una mujer embarazada de seis meses que fue encontrada en la tarde del martes desnuda en su cama y degollada en su propia casa de Xátiva (Valencia). De momento, no hay detenidos y el Ayuntamiento ha declarado un día de luto oficial.

Fue la pareja de la víctima, Isabel E.R. quien denunció ante la policía el hallazgo del cadáver con una gran herida en el cuello cuando llegó a su casa después de trabajar. Avisó a los agentes asegurando que la mujer de 36 años y origen rumano estaba muerta en su cama.

Según ‘Cuatro‘, una vecina asegura haber escuchado una fuerte discusión en la vivienda esa misma tarde, una teoría que choca con la declaración de su compañero sentimental.

Según ‘El Confidencial‘, el hombre de 32 años declaró ante el Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Valencia que era su novio y que halló la dantesca escena al llegar de trabajar en una fábrica situada en un pueblo cercano. Además les dijo que su pareja se dedicaba a la prostitución y estaba embarazada de seis meses.

A partir de su testimonio y según las fuentes policiales citadas, no descartan que el posible autor del crimen fuera un cliente, de ahí que de momento la investigación”no apunta a violencia de género”.

 

 

 

El Ayuntamiento de Xátiva ha declarado un día de luto oficial.