Compartir

El Ministerio de Defensa ha decidido paralizar la venta de 400 bombas de precisión a Arabia Saudía susceptibles de ser empleadas para atacar Yemen.

El departamento que dirige Margarita Robles ha decidido paralizar este contrato suscrito por el exministro de Defensa Pedro Morenés, según adelantó la Cadena Ser y pudo confirmar Servimedia de fuentes del Ministerio de Defensa.

El contrato suscrito asciende a 9,2 millones de euros que ya han sido abonados y que serán devueltos a Arabia Saudí. Estas armas podrían tener como fin su utilización contra los hutíes en el conflicto en Yemen en el que Arabia Saudí lidera una coalición de países árabes que considera legítimo al Gobierno yemení.

Esta decisión tiene lugar apenas unas semanas después de que un bombardeo de Arabia Saudía matara a 51 personas, entre ellas 40 niños, tras la decisión del Ministerio de Defensa de que, en la medida de su competencia, revisaría las ventas de armamento que se encuentran en trámite y que pudiera utilizarse directamente contra la población civil.

También se conoce un día antes de que la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, se reúna con varios ONG de la campaña ‘Armas bajo control’ -Amnistía Internacional, Oxfam, FundiPau y Greenpeace- para abordar el suministro de armas españolas a países árabes.