Compartir

La exministra María Dolores de Cospedal anunció este viernes que da “un paso atrás” y abandona la Presidencia del Partido Popular de Castilla-La Mancha, convencida de que “ha llegado el momento de ceder el testigo” y con la promesa de “ser una más” y no “estorbar” a su sucesor.

Desde Toledo, la ex secretaria general del PP transmitió a la Junta Directiva regional que se aparta de la primera línea política y abre el proceso sucesorio para que en un Congreso Extraordinario, que se celebrará el 7 de octubre, se elija al nuevo presidente de la formación en esta comunidad autónoma.

La que fuera ‘número dos’ de Mariano Rajoy en Génova explicó visiblemente emocionada que ha tomado esta decisión pensando “con responsabilidad” y también “con generosidad” para que otra persona encare el futuro político de Castilla-La Mancha.

“Una tiene que saber en la vida cuando tomar decisiones aunque sea duro”, expuso la todavía presidenta regional del PP, al constatar que “ha llegado el final de una etapa en el camino” para ella y “lo justo” es que ahora “ayude” a quien tome las riendas de la formación.

Aseguró que se pondrá “a disposición” del nuevo líder “desde el primer momento” y le pidió que trabaje para fortalecer la “unidad” del partido y con “la confianza en la victoria” en las elecciones que se celebrarán a finales de mayo de 2019.

Cospedal incidió en que “tarde o temprano llega un momento en toda organización en el que se hace necesario que haya un nuevo liderazgo, energías renovadas, un nuevo empuje y una nueva visión que recoja lo anterior pero tenga forma distinta”.

Se detuvo en su discurso para dirigirse al que ha sido su secretario general en Castilla-La Mancha, Vicente Tirado, uno de los nombres que sonaban con más fuerza para la sucesión pero que ha decidido no competir por el liderazgo, según confirmaron a Servimedia fuentes de su entorno.

Cospedal, sin embargo, no perdió ocasión para alabar “la enorme visión política y gran humanidad” de Tirado. Quiso así reconocer sus “méritos, esfuerzo político y personal” en la etapa que se cierra ahora.

“Voy a estar como una más, ese tiene que ser mi papel, estar cono una más sin estorbar y para sumar”, transmitió a los suyos como broche final, lo que generó un largo aplauso de todos los presentes que Cospedal recibió sonriente y emocionada.

Casado destaca la “brillante labor” de Cospedal al frente del PP de Castilla-La Mancha

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, agradeció este viernes a la exminsitra María Dolores de Cospedal su “brillante labor” al frente de la formación en Castilla-La Mancha después de que anunciase que “cede el testigo” a un nuevo liderazgo.

“Hoy Cospedal ha anunciado que deja la Presidencia del PP de Castilla-La Mancha que consiguió llevar al mejor gobierno de la historia de Castilla-La Mancha. Le agradezco en nombre de los afiliados del PP su brillante labor en favor de todos los castellano manchegos y de nuestro partido”, escribió Casado en su perfil oficial de Twitter.

La que fuera secretaria general del PP y rival de Casado en las primarias reunió esta mañana en Toledo a la Junta Directiva Regional y anunció que da “un paso atrás” porque está convencida de que “ha llegado el momento de ceder el testigo”.

Prometió que a partir de ahora será “una más” y lo hará “sin estorbar” a su sucesor, que resultará elegido en un mes en un Congreso Extraordinario regional.