Compartir
Servimedia

La Audiencia Provincial de Huelva ha condenado a dos años de cárcel a un hombre por abusar sexualmente de la amiga de su nieta, de 12 años de edad, de forma habitual.

Según ‘La Vanguardia’, el agresor aprovechaba los momentos en los que se quedaba a solas con la menor y le decía que era un juego y que era muy guapa.

La sentencia impone además la libertad vigilada durante cuatro años y la prohibición de acercarse a su víctima a menos de 200 metros durante seis años, o entrar en contacto con ella por cualquier vía.

Según recoge el texto, llevó a cabo tocamientos, la besó en la boca y llegó a pedirle que “le enseñara los pelos del chocho”, en el interior de un coche.

Los padres de la víctima denunciarlos los hechos el pasado el 22 de junio de 2017, aunque la niña no sufrió daños físicos o psicológicas.