Compartir

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, emplazó este lunes a los dirigentes territoriales del PSOE a “echar” al secretario general, Pedro Sánchez, si quieren regresar a posiciones constitucionalistas y poder llegar a acuerdos con su partido tras las elecciones europeas, autonómicas y municipales del próximo mes de mayo.

En una entrevista en Telecinco recogida por Servimedia, Rivera subrayó que el problema actual para esos acuerdos entre constitucionalistas “no es el PSOE”, sino el propio Sánchez, pero dejó claro que no es suficiente que esos dirigentes critiquen su gestión si no hacen nada más. “No me vale lo que digan porque eso se demuestra andando. Andando es echando a Sánchez”, precisó.

“No me vale quejarte de tu jefe y decir que no estás de acuerdo pero hacer todo lo que dice”, explicó, al tiempo que lamentó que no haya en el PSOE un debate interno sobre esa gestión en el que esos dirigentes expresen sus posiciones. Por eso cree que mientras Sánchez sea secretario general “va a ser imposible” llegar a acuerdos. “Veo muy complicado, por no decir imposible que esto acabe” si no es porque los socialistas pierden las elecciones y afrontan cambios desde la oposición, añadió.

Rivera considera “una broma” que se cifre en 45.000 los asistentes a la concentración del domingo exigiendo elecciones, y apostó más bien por 200.000 o 300.000 viendo la ocupación de la propia plaza de Colón y de las calles aledañas. En todo caso, cree que supuso “un antes y un después” en el intento de Sánchez de “montar una mesa paralela” con los independentistas porque ha quedado claro que “hay muchos españoles que no lo quieren”.

Si hay discrepancias por el número de asistentes, Rivera propuso al Gobierno que “en vez de un baile de cifras” se convoque “un baile de votos” con unas elecciones, para poner fin a una legislatura “agotada, agotadora, y que empieza a ser peligrosa” porque la economía está en manos de Podemos y la política nacional en las de quienes quieren “liquidar España”. “¿Qué puede salir mal? Todo, que es lo que está pasando”.

Rivera alertó de que las condiciones del presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, son “inasumibles”, pero considera que Sánchez está dispuesto a negociar cualquier cosa “para seguir con el helicóptero, el avión, en La Moncloa y sin convocar elecciones”.

Anunció por ello que este mismo lunes Ciudadanos registrará en el Congreso de los Diputados una iniciativa para exigir la convocatoria “ya” de un Debate sobre el Estado de la Nación, que “no está en su mejor momento” debido a esa gestión de Sánchez. Subrayó que el PSOE reclamaba esa cita desde la oposición y que es la forma de canalizar en el Parlamento lo que se vivió el domingo en las calles.

Pidió además no “criminalizar” a los adversarios políticos ni a quienes acudieron a esa concentración, que fue “transversal” y en la que había “mucha gente decente que simplemente quiere elecciones”. Reconoció, eso sí, discrepancias ideológicas con el PP y con Vox, a los que reprocha que centran el debate en el pasado mientras que él quiere pensar en el futuro. “Discrepo de posiciones ultraconservadoras porque soy liberal, pero respeto que la gente vote lo que le dé la gana”, apuntó.

(SERVIMEDIA)