Compartir

La portavoz nacional de Ciudadanos, Inés Arrimadas, dijo este miércoles a Manuel Valls, su exsocio electoral en Barcelona, que no aceptan “lecciones de constitucionalismo” sobre lo que pasa en Cataluña.

Arrimadas se refirió en Pamplona a las declaraciones en las que Valls explica su ruptura con Ciudadanos por la estrategia “sectaria” que aprecia en ese partido en los últimos meses y defiende su decisión de haber facilitado la reelección de Ada Colau como alcaldesa para evitar la posibilidad de que lo fuera el candidato de ERC, Ernest Maragall.

La dirigente de Ciudadanos dejó claro que su partido y Valls ya no forman parte del mismo proyecto y defendió a quienes “nos hemos partido la cara” defendiendo el constitucionalismo en Catalluña frente al independentismo.

Reiteró, además, que la propia Colau “nos ha dado la razón” solo unas horas después de tomar posesión cuando su “primera decisión” al frente del Ayuntamiento ha sido colocar en la fachada el lazo amarillo, como habría podido hacer el propio Maragall.

(SERVIMEDIA)