Compartir

Un fenómeno viral está haciendo que algunos no tengan otra mejor idea que defecar en las piscinas y después compartir la hazaña entre sus seguidores.

Por este motivo cuatro piscinas en La Manga (Murcia) han tenido que ser cerradas en las últimas horas tras detectar heces en el agua. La normativa de Sanidad obliga a tener que clausurar los establecimientos hasta que el agua vuelve a estar en perfecto estado para el baño. El reto se suele realizar por la noche cuando la piscina está cerrada.

Además de en Murcia, la Comunidad Valenciana es otra de las comunidades que más casos está sufriendo de este desagradable reto viral durante el verano.