Compartir

Ubicada en la calle Fernando VI del madrileño barrio de Alonso Martinez, la pastelería Mamá Framboise ha apagado sus hornos para siempre.

La marca ideada por el chef asturiano Alejandro Montes echa el cierre tras 10 años siendo un referente de la repostería en la capital.

“Queremos compartir con vosotros que hemos tomado una de las decisiones más difíciles para nosotros.Hemos decidido poner fin a nuestro proyecto definitivamente”, aunció la franquicia en su cuenta de Instagram.

“Gracias a todos por sus esfuerzos, compromiso, profesionalidad y corazón por la marca. A nuestros colaboradores, proveedores y personas con las que hemos trabajado en conjunto en algún momento de los últimos diez años. Gracias a todos por vuestro apoyo” concluyen.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Hola a todos, En primer lugar, queremos transmitir nuestro más sentido pésame a todas las familias que han perdido a algún ser querido durante esta terrible pandemia. Queremos compartir con vosotros que hemos tomado una de las decisiones más difíciles para nosotros. Hemos decidido poner fin a nuestro proyecto definitivamente. Han sido diez años de una gran dureza, con muchísimos momentos buenos y de muchísima alegría, y también hemos tenido momentos malos, situaciones complicadas y barreras que superar, pero siempre siendo fieles a nuestra marca y a lo que buscábamos conseguir para ofrecer a todos vosotros. Estaremos siempre agradecidos a todos los clientes que han pasado por Mamá Framboise durante la última década. Siempre nos hemos enfrentado a vosotros con ganas de aportar valor, de crear nuevos productos con la intención de llenarlos de alegría, desmarcarnos de lo común y ofrecerles experiencias distintas, con el ímpetu de mejorar, y por eso, gracias SIEMPRE por sus sugerencias, recomendaciones, anécdotas y TODO lo que muchos compartieron con nosotros. Queremos agradecer infinitamente a todas las personas que formaron parte del equipo de Mamá Framboise. Gracias a todos por sus esfuerzos, compromiso, profesionalidad y corazón por la marca. A nuestros colaboradores, proveedores y personas con las que hemos trabajado en conjunto en algún momento de los últimos diez años. Gracias a todos por vuestro apoyo. Esperamos que Mamá Framboise quede en un rinconcito de vuestra memoria para siempre, que esos momentos que vivimos juntos permanezcan en su mente y los recordéis de vez en cuando con una sonrisa. Y, por supuesto, estamos muy orgullosos de tener nuestro pequeño huequecito en la historia de la gastronomía reciente madrileña y española. Desde el primer día nuestro objetivo ha sido homenajear y hacer respetar la pastelería, desde la calidad del producto, la honestidad, la creatividad y la diferenciación. Por último queremos dar nuestro apoyo y todo nuestro ánimo a todos los compañeros de hostelería en estos momentos y, en especial, a todas las pastelerías de España. Gracias a todos de nuevo y hasta siempre, Mamá Framboise

Una publicación compartida de Mamá Framboise Madrid (@mamaframboise) el