Compartir

CCOO solicitó este viernes la retirada del expediente de regulación de empleo (ERE) anunciado por DIA el pasado 8 de febrero.

En un comunicado, el sindicato indicó que “no es el momento de negociar un expediente de regulación de empleo, puesto que ni siquiera se sabe quién va a gestionar la empresa dentro de un mes”.

El anuncio por parte de la compañía del despido de 2.100 trabajadores en España llega en un momento en el que hay abierta una oferta por parte del máximo accionista de la compañía, Mijail Fridman, a través de la sociedad LetterOne, para hacerse con el 70% de la compañía que no controla.

En concreto, el 5 de febrero LetterOne anunció una opa sobre la totalidad de las acciones de la compañía de alimentación, 622.456.513 títulos, de los que se excluyen las acciones que ya son de su titularidad, que representan el 29,001% del capital social de DIA. El precio ofrecido por el comprador asciende a 0,67 euros en efectivo por cada acción, lo que supone un importe total de 296,1 millones.

Asimismo, ayer LetterOne solicitó a la compañía de alimentación que incluya en el orden del día de la Junta de Accionistas que se celebrará el 19 de marzo, la ampliación de capital de 500 millones de euros que está sujeta la liquidación de la opa.

Por ello, CCOO señaló que “con una opa encima de la mesa y una Junta de Accionistas que en menos de un mes tendrá que decidir entre dos estrategias confrontadas de capitalización, no parece prudente sentarse a hablar sobre despidos o planes de viabilidad”. “De hecho, podría ser contraproducente”, agregó el sindicato, que también afirmó que “son muchas las incógnitas que quedan por resolver, no se sabe qué vehículos de inversión financiera se van a utilizar, ni cómo se va a gobernar el proceso de capitalización, tampoco cuáles serán las nuevas posibilidades de inversión”.

“En este escenario, en el que ni siquiera es descartable que la empresa entre en concurso de acreedores”, prosigue el comunicado del sindicato, “CCOO entiende que la única opción lógica es paralizar el proceso formal de negociación del ERE y así se lo ha solicitado esta mañana a la empresa”, por lo que finaliza reclamando “que se constituya una mesa permanente de seguimiento y negociación de cara a buscar soluciones que no pasen por la salida traumática de personal”.