Compartir

CCOO advirtió este martes de que las pensiones pueden volver a revalorizarse tan solo un 0,25% el próximo año si en las Cortes no se aprueba una norma con rango legal que lo evite, ante la imposibilidad de que el Gobierno pueda legislar en esta materia estando en funciones.

Así lo dijo el secretario de Políticas Públicas y Protección Social de CCOO, Carlos Bravo, en una rueda de prensa para presentar el informe ‘El sistema de protección social en España 2018’.

Bravo puso de relieve que la situación política, con el Gobierno en funciones y tras la investidura fallida, genera “intranquilidad”.

Señaló que, como consecuencia de esta situación, cabe la posibilidad de que las pensiones vuelvan a revalorizarse un 0,25% el próximo año si no se aprueba una norma con rango de ley que lo evite.

Bravo explicó que el Gobierno en funciones no puede adoptar esta decisión y que solo cabe hacerlo a través de una proposición de ley que se impulse en el Parlamento y se apruebe antes de que su posible disolución por una convocatoria electoral. “Si el 23 de septiembre hay disolución de Cortes, esta opción tampoco será posible; o se toman medidas para corregir la situación política, o tendremos un problema”, afirmó. A su juicio, la “solución más clara” es que se forme el Ejecutivo cuanto antes.

Bravo desveló que se está tratando este asunto con UGT y con las organizaciones empresariales para establecer un consenso de la parte de los agentes sociales, y también con el Gobierno y con los grupos parlamentarios.

Este responsable en CCOO señaló que hay un “consenso amplísimo” para sustituir el Índice de Revalorización de las Pensiones (IRP), que determina la subida mínima del 0,25%, pero “hace falta que se pueda ejercer esa mayoría política y eso solo es posible si las Cortes están funcionando”.