Compartir

El Instituto de Salud Carlos III, perteneciente al Ministerio de Ciencia y encargado de vigilar la difusión de la gripe en España, informó este jueves de que la gripe de este virus ya ha terminado en todo el territorio nacional, excepto en Castilla y León y Galicia, las únicas dos comunidades autónomas donde aún continúa.

Debido a que ya solo hay 41,7 casos de gripe por cada 100.000 habitantes, la tasa de incidencia se sitúa por primera vez por debajo del umbral establedico para esta temporada por el Instituto de Salud Carlos III y ya se puede dar por terminada la epidemia estacional de gripe, excepto en las dos citadas comunidades autónomas.

De todos modos, en la mayoría de comunidades autónomas la difusión de la gripe sigue presente, aunque sea con una incidencia menor. En Asturias, Castilla-La Mancha, Región de Murcia, Andalucía y Canarias la difusión es local, el siguiente nivel por debajo de la epidemia.

En Extremadura, Cataluña, Baleares, Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco, La Rioja y Ceuta la difusión es esporádica, el nivel más bajo, justo antes de pasar a la inexistencia de la difusión del virus. En Cantabria, Melilla y la Comunidad de Madrid la difusión ya ha llegado a ser nula.

Además, la intensidad del virus de la gripe también ha bajado en toda España. En todas las comunidades autónomas está en el nivel más bajo, el basal, excepto en Andalucía, Ceuta, Castilla y León y Galicia, donde está simplemente en el nivel de intensidad bajo.