Quantcast

Casado ofrece a Sánchez “estabilidad en la gobernabilidad” pero no facilitar su investidura

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, se reafirmó este miércoles en que su formación “no puede facilitar la investidura al candidato del partido que ha protagonizado el mayor escándalo de corrupción de la historia de España”. No obstante, aseguró que mantiene “la puerta abierta” a Pedro Sánchez “para garantizar la estabilidad y gobernabilidad” del país en cuestiones “fundamentales”.

Desde Zagreb (Croacia), en el marco del Congreso del Partido Popular Europeo, Casado volvió a reivindicarse como la única “alternativa” a Sánchez y consideró que sería “tremendamente irresponsable” privar a España de ello en el caso de que el Gobierno fracasara.

En todo caso, Casado quiso diferenciar entre investidura y gobernabilidad. Recuperó su oferta de pactos de Estado en cuestiones “esenciales” y prometió que el PP “ahí va a estar, como siempre ha estado”, si es que Sánchez quiere llegar a “políticas de Estado con el principal partido de la oposición”.

Explicó que él está dispuesto a ofrecer estabilidad a la legislatura “si (Sánchez) intenta pactar una investidura circunstancial para luego llegar a políticas de Estado” en materia presupuestaria, social, internacional, educativa, de pensiones o de defensa de la Constitución con quien lidera la oposición.

Aseguró que el PP estará “a la altura” de su “responsabilidad” y recordó que esta oferta sobre pactos de Estado la lleva haciendo un año y medio con los consiguientes “portazos” del secretario general de los socialistas. “Soy consciente de mi responsabilidad con España y del papel que tiene que jugar el PP como pilar fundamental e institucional de la nación española”, expuso.

Casado se remitió a su postura de agosto de 2018 y a lo expresado en abril de 2019, esto es, que el PP es un partido con el que “se pueden pactar cuestiones esenciales para que no se dependa de la agenda de los independentistas ni de la agenda populista de la extrema izquierda”.

“Nosotros seguimos con la puerta abierta a que podamos pactar los Presupuestos Generales del Estado para que no se suban los impuestos”, ejemplificó. También se mostró a favor de todo acuerdo que implique cumplir con los compromisos comunitarios y evitar el apercibimiento de la Unión Europea, así como para pactos que impliquen “aplicar la Constitución en Cataluña”.

El líder del PP recordó a Sánchez que también está dispuesto a desbloquear la negociación del Pacto de Toledo y que no pondrá obstáculos a la hora de hablar de la lucha contra la violencia de género, de infraestructuras o de política internacional. En síntesis, defendió que su partido “está para lo que los españoles nos han mandado que estemos”.

Eso sí, enfatizó que “no puede cambiar a Sánchez”, que ya decidió quiénes son sus socios tras las elecciones, sin ni siquiera llamar al líder de la oposición. “Nos ha excluido”, sentenció, antes de acusar al jefe del Ejecutivo en funciones de persistir en “la agenda del cordón sanitario del Tinell contra el PP”.

ERE

En esta comparecencia, la primera con preguntas tras las elecciones generales, Casado también aludió a la sentencia que condena al expresidente andaluz José Antonio Griñán a seis años de prisión y 15 años de inhabilitación y que dictamina nueve años de inhabilitación para el otro expresidente juzgado en este caso, Manuel Chaves. A su juicio, “sería el mayor caso de corrupción de la historia de España y, probablemente, de la historia de la Unión Europea en cuanto a fondos públicos defraudados”.

Urgió a Sánchez a dar “explicaciones” teniendo en cuenta que accedió a la Secretaría General del PSOE “aupado en buena medida por la federación socialista andaluza” y que “en su actual Gobierno hay dos exconsejeras de Chaves y Griñán”. En este sentido, opinó que las explicaciones dadas ayer por el secretario de Organización de los socialistas, José Luis Ábalos, “no son suficientes”.

“Que asuma su responsabilidad. Sólo le pedimos el mismo baremo que tiene frente a otras formaciones”, aseveró, rememorando que accedió al poder a través de una moción de censura contra Mariano Rajoy a cuenta de que el expresidente “sólo fue a testificar en un procedimiento que afectaba a dos municipios” de Madrid en su financiación para campañas electorales.

Ahora, consideró que Sánchez “tiene que aplicarse esa misma exigencia de ejemplaridad y las mismas responsabilidades”. Recalcó, asimismo, que “este caso sí afecta al PSOE” por implicar a 20 altos cargos en “una red clientelar para comprar votos e ir dopados a las elecciones”.

En su opinión, Sánchez “también debería plantearse dar un paso atrás” en base al “propio baremo” que él fijó en esta materia y si quisiera actuar “con coherencia”. “Y si no lo hace, sus militantes tienen la oportunidad de hacerlo el próximo sábado. Decidan lo que decidan, el PP va a estar en dar estabilidad a la gobernabilidad, pero no en facilitar la investidura de quien no nos ha llamado y nos ha excluido”, sintetizó.

Por último, se preguntó “por qué no se ha conocido la sentencia antes de que los españoles tuvieran que ir a votar”. “Eso es una responsabilidad que habría que dilucidar. Queremos que se sepa por qué la sentencia de los ERE se atrasó hasta después de las elecciones”, apuntó, desde la convicción de que “hubiera tenido un efecto definitorio para el resultado electoral del PSOE”.

(SERVIMEDIA)

Comentarios de Facebook