Compartir

El presidente del PP, Pablo Casado, subrayó este miércoles que el caso de su máster por la Universidad Rey Juan Carlos es distinto del que ha obligado a dimitir a la exministra de Sanidad Carmen Montón, y mencionó como principales diferencias que él no incurrió en falsedad de documento público ni tenía relación personal con los profesores del curso.

Casado tuvo que responder en los pasillos del Congreso de los Diputados a las preguntas de los periodistas sobre si la dimisión de Montón le obliga a él a tomar la misma decisión. Contestó que, como dijo la propia ministra, “no son dos casos iguales”, y enumeró, en concreto, esas dos distinciones, barruntando que es la falsedad documental la que “probablemente haya precipitado su dimisión”.

En opinión de Casado, “el Gobierno es el que tiene que dar explicaciones, como hoy ha hecho Pedro Sánchez”, y “las razones que la han hecho dimitir (a Montón) se las tienen que preguntar a ella”, porque, a su juicio, “había muchos más motivos para estar en desacuerdo con su gestión”.

Él esgrimió que lleva “cinco meses dando explicaciones por un tema que no tiene nada que ver con esto” de Montón, retrasando incluso un viaje a Colombia que le podría haber suministrado una coartada perfecta; que hizo todos los trámites del máster por la Secretaría del centro, que horas después de publicarse su caso mostró a los periodistas todos sus trabajos y que sentencias posteriores le han dado la razón en sus argumentos repecto a que no hacía falta trabajo de fin de máster. “Ahora a quien debo dar explicaciones es a otra instancia”, remarcó, en referencia al Tribunal Supremo, que tiene que estudiar su caso. “Sigo muy tranquilo”.

No obstante, siguió explicando que él, en su máster de Derecho Autonómico, “era un alumno más” y “no conocía a los que organizaban el curso, mientras que Montón tuvo una relación personal y se intercambió correos electrónicos con los del suyo; y que su máster no fue finalista para obtener un título o un puesto de trabajo, sino que simplemente le daba luz verde para redactar una tesis que finalmente no hizo. “Me sorprende que un curso no habiltante acabe en un juzgado”, expresó.

Como en otras ocasiones, Casado reconoció que es difícil explicar a los estudiantes actuales los máster de adaptación al Plan Bolonia, pero llamó a centrarse “en lo importante”. Él tampoco entró a hacer sangre de la tesis del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que Ciudadanos le urgió hoy a presentar. “Me parece muy bien todo lo que Pedro Sánchez haga”, dijo. Sólo citó al propio Sánchez para recalcar que “la tesis es pública, los trabajos de fin de máster no”, y añadió que una tesis habilita para un rango académico y el trabajo no.