Quantcast

Casado dice que no ve “situación de bloqueo” y reclama que la investidura “no se dilate”

El líder nacional del Partido Popular, Pablo Casado, aseguró este jueves que no se opondrá a que la coalición Navarra Suma -de la que el PP forma parte junto con UPN y Ciudadanos- se pueda abstener en investidura del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en el caso de que el rey Felipe VI le proponga como candidato para formar Gobierno tras la ronda de consultas con los dirigentes políticos con representación parlamentaria.

Así lo indicó en la rueda de prensa que ofreció en el Congreso de los Diputados para dar cuenta de la audiencia con el Rey, en la que le informó de que el PP no la apoyará ni la facilitará con su abstención en segunda votación. Eso sí, avanzó que no pondrá ningún impedimento a que la coalición de la que en Navarra forma parte el PP se abstenga.

No estará en contra de esta posible abstención “si esto facilita” que Navarra Suma logra el Gobierno foral y la Alcaldía de Pamplona, algo “absolutamente esencial para la unidad nacional y el respeto a las libertades públicas tanto en Navarra como en el País Vasco”. “Tampoco vamos a poner como requisito que Coalición Canaria apoyara o se abstuviera”, dijo ante las negociaciones que en las islas también se están produciendo con CC para formar Gobierno.

En todo caso, el presidente de los populares admitió que ni siquiera sabe si el líder socialista “quiere contar con esa abstención” de Navarra Suma y pasó a recalcar que el PP no se abstendrá porque “los españoles nos encargaron el 28-A liderar la oposición en España y el 26-M nos encargaron liderar España desde la oposición”.

Para Casado, hay “otras alternativas” para la investidura de Sánchez. En primer lugar, la que implica el apoyo de los independentistas y es “muy negativa”, además de otras “no muy positivas” por el concurso de Podemos. También habló de la posibilidad “reeditar el pacto del abrazo” de 2015 con Ciudadanos.

Por ello, transmitió que no percibe una “situación de bloqueo” porque Sánchez puede valerse de diferentes fórmulas: “Tiene que decidir qué quiere hacer y con quién estaría más cómodo haciéndolo”. En todo caso, aclaró que no va a pedir a ningún partido [en referencia Cs] que haga nada”, pero aseguró que respetará la posición que adopten.

Eso sí, reclamó que esta investidura “no se dilate” y que “el tacticismo por una vez dé paso a la responsabilidad” y “el electoralismo de los partidos” derive en “estabilidad” para la gobernabilidad. “Esto no se puede demorar”, insistió, urgiendo así a la formación de un Gobierno “cuanto antes” al que hacer una oposición “firme y responsable”.

Comentarios de Facebook