Compartir

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, aseguró este lunes que en su partido no hay “ningún miedo a que se investiguen” audios como los del excomisario José Manuel Villarejo “y se limpie este país de cualquier sospecha de connivencia con los poderes públicos”.

En la conferencia del Foro ABC, el líder de los populares se refirió así a los audios que en la última semana ha ido publicando el digital ‘Moncloa.com’ de una comida grabada por Villarejo en 2009 y a la que asistió la actual ministra de Justicia, Dolores Delgado.

“El PP no tiene ningún miedo a que se investigue y se limpie este país de cualquier sospecha de connivencia con los poderes públicos”, proclamó Casado, para quien “no es admisible” que Delgado participase en “comentarios de sobremesa” en los que pudo enterarse de “delitos de posible trata de menores, prostitución o de chantaje a empresarios y políticos”.

También cargó contra la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, por acusar al PP de promover una “cacería” desde la mesa del Consejo de Ministros cuando “los interlocutores” de Delgado en esta charla grabada “supuestamente pudieron concertar la instrucción de algún caso que afectaba al partido de la oposición”, en referencia a las grabaciones de Villarejo en las que se habla de cómo “preparar la Gürtel”.

Dicho esto, Casado sostuvo que “no es posible” que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no dé una explicaciones de por qué hay personas que “pagan en bolsas” el espionaje, por ejemplo, a José María Aznar, refiriéndose al audio en el que el excomisario asegura que el ‘número dos’ de Defensa le dio dinero en bolsas para espiar al expresidente.

“Es el momento de limpiar”, incidió el presidente del PP, para a renglón seguido aseverar que la regeneración pasa “por saber la verdad de lo que estaba pasando”, además de exigir responsabilidades, para que hechos de este tipo no vuelvan a repetirse.