Compartir

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena quiere incorporar el ADN de las mascotas de la capital en el chip que portan. Su objetivo no es otro que el de poder identificar los excrementos abandonados en el suelo de la capital.

La candidata de la plataforma Más Madrid ha lanzado su propuesta en un discurso en Arganzuela junto a sus compañeros de partido José Luis Nieto e Inés Sabanés. En ese marco, explicó que la idea la han adoptado del Ayuntamiento de Málaga que lanzó su propuesta hace unos meses en el ciclo de visitas ‘Un mes, un distrito’.

Carmena ha puesto el acento en que “las personas que no son responsables con sus mascotas y que no recogen las cacas crean un problema grandísimo” y ha adelantado que si revalida el cargo tras las elecciones del 26 de mayo, creará una concejalía de protección animal con un “pequeño cuerpo de inspección que se encargue de hablar con los dueños que no cumplen con su responsabilidad”, e imparta “cursos para preparar a los dueños de las mascotas”.