Compartir

El expresidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, se ha quedado finalmente sin el Nobel de la Paz, tal y como pronosticaban algunas casas de apuestas.

El prestigioso galardón ha recaído en las manos de Denis Mukwege y Nadia Murad por su lucha contra la violencia sexual como arma en las guerras y conflictos armados.

En las últimas horas la revista ‘Time’ se había hecho eco de los candidatos que se barajaban en las casas de apuestas. Recordemos que los aspirantes son secreto.