Compartir

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, trasladó este jueves la total confianza del Ejecutivo en la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, sobre la decisión que tomará respecto a la suspensión como diputados de los parlamentarios que están en prisión preventiva.

“Yo no tengo ninguna duda del buen hacer de la presidenta y hará lo que tenga que hacer cuando lo tenga que hacer”, dijo Calvo a los periodistas en un paseo por el barrio de Huelin en Málaga. Cuestionada sobre la situación que tiene delante Batet, insistió en que el Ejecutivo es “respetuoso” con los otros dos poderes del Estado. “Lo que sí puedo decirle es que estamos absolutamente confiados en la solvencia y la seriedad del trabajo que está haciendo la presidenta Batet”.

“Estamos tan seguros y confiados del buen hacer que tomará la decisión que tenga en sus manos”, remarcó la ‘número dos’ del Ejecutivo, porque Batet es “muy solvente y va a tomar la decisión que su responsabilidad tiene”.

Así, pidió que “nadie se altere y se precipite” porque “veo a mucha gente precipitándose”, dijo Calvo en alusión directa a la oposición que ha pedido a Batet que suspenda inmediatamente a los parlamentarios independentistas, y subrayó que en el Gobierno están “muy tranquilos”.

La ‘número dos’ del Ejecutivo afirmó que Batet “tomará la decisión cuando corresponda” y reiteró que Reglamento del Congreso tiene una “previsión clara” sobre la situación de un diputado cuando está en un proceso judicial.

(SERVIMEDIA)