Compartir
Base militar Morón de la Frontera

Un avión militar F16 estadounidense ha perdido parte de su fuselaje, en pleno vuelvo, mientras sobrevolaba el campo de olivos de Arahal, a escasos metros de la base militar de Morón de la frontera (Sevilla), sin que haya habido que lamentar heridos.

Según fuentes de la investigación, el piloto tuvo que deshacerse de dos de los tanques de combustible por razones de seguridad, al registrar un problema técnico tras el despegue. Poco después, el piloto, que no ha sufrido daños, aterrizaba de manera segura en la base.

El personal norteamericano y español de la base militar trabajan en la recuperación de los restos esparcidos sobre la finca “Martinazo”, donde afortunadamente no se encontraba nadie ya que justo hacía una semana que habían llevado a cabo su recolección.