Compartir

El suicidio causa la muerte de diez personas al día en España, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), aportados este sábado por el Teléfono de la Esperanza que ha lanzado la campaña ‘Yo también soy vulnerable’ con motivo de la conmemoración el próximo día 10 de septiembre del Día Mundial para la Prevención del Suicidio.

La organización asegura que, cuando se habla de prevención del suicidio “es necesario tener en cuenta que todos los seres humanos somos vulnerables, sensibles al sufrimiento psicológico”, y afirma que las estadísticas de estos sucesos en jóvenes demuestran que la decisión se toma como respuesta a una crisis vital, sin que haya un trastorno identificado de base.

El Teléfono de la Esperanza reivindicó la necesidad de un Plan Nacional de Prevención del Suicidio que genere un marco para la creación de planes autonómicos y dotación presupuestaria. Además, reclamó que se tengan en consideración las reclamaciones de la OMS, mejorar la atención primaria, incrementar la calidad de los servicios de Salud Mental o una “mejora sustancial” en los estudios estadísticos.

“El Teléfono de la Esperanza, con sus limitaciones, está trabajando en estas líneas de actuación, con el convencimiento, tras más de 45 años de experiencia, de que el suicidio se puede prevenir y de la necesidad de romper el silencio frente a este grave problema de salud pública”, concluyen en un comunicado.

Alrededor de 3.500 personas se quitan la vida cada año en España, la mayoría hombres, lo que supone que diez personas al día fallecen por esta causa en nuestro país. El Teléfono de la Esperanza atendió 2.765 llamadas en el año 2018, un 40% más que en el año anterior.

Según datos de la OMS, cerca de 800 000 personas se suicidan cada año en todo el mundo, siendo la segunda causa principal de defunción en el grupo de edad de 15 a 29 años. El 79% del total se produce en países desfavorecidos.