Quantcast

Borrell dice que las ayudas de la UE no serán un “cheque en blanco”, aunque no se reclamarán recortes

El Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y Vicepresidente de la Comisión Europea, Josep Borrell, aseguró este martes en el Congreso que las ayudas que la UE dará a los países miembros para superar las consecuencias del Covid-19 no será un “cheque en blanco”, pero los cambios que se pedirán no serán recortes, sino que el dinero se use “para cambiar muchas cosas” de la economía comunitaria y prepararla para los “retos climático y digital”.

Borrell se refirió a esta cuestión en su intervención inicial en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso, en la que comparece esta mañana para dar su visión de cómo deben los países comunitarios enfrentarse a los daños provocados por la pandemia del coronavirus.

En esta intervención, el Alto Representante de Exteriores de la UE se refirió a la propuesta que estudia la Comisión Europea para repartir entre los países miembros 750.000 millones -500.000 de subvenciones y 250.000 de préstamos- que les ayuden a superar los daños provocados por el Covid-19.

Borrell dijo que el reparto de este dinero debe “tener evidentemente condicionalidades, pero no las condicionalidades de los hombres de negro, de las famosas ‘troikas’ que trataban de garantizar que habría ajustes macroeconómicos severos” durante la crisis económica iniciada en 2008.

“CONDICIONALIDAD MUY ‘LIGHT’”

Añadió que la ayuda de la UE frente al coronavirus “no va a ser un cheque en blanco, pero sí va a estar con una condicionalidad, digamos funcional, orientado a un fin para cambiar muchas cosas”. Explicó que se trata de que con este dinero aumente la “independencia tecnológica y sanitaria” de la UE, que se diversifiquen las “fuentes de aprovisionamiento, que aumenten nuestras inversiones estratégicas y que trabajen en la línea de preparar la economía verde y la incorporación de lo digital en todos los procesos productivos”.

Sobre las condiciones para recibir el dinero, Borrell afirmó que “alguna condicionalidad tiene que haber”, porque los distintos países “no pueden recibir una transferencia de los contribuyentes europeos sin que estos legítimamente, a través de sus Parlamentos, sepan a qué se va a destinar y se controle que realmente ha sido así”.

Sin embargo, indicó que la Comisión Europea está pensando para alguno de las partidas de dinero a repartir frente al coronavirus “una condicionalidad muy light, casi nominal”. Señaló que “la condicionalidad en los distintos programas tendrá que ver con la naturaleza del programa”, de forma que si una cantidad va para reforzar el sistema sanitario se comprobará que se ha destinado a este cometido.

Sostuvo que las ayudas europeas deben servir para dar una “respuesta inmediata y urgente” tras el impacto del Covid-19, que garantice a corto plazo la “supervivencia de las empresas y las personas” y a largo plazo ayude a reconducir la economía comunitaria para hacer frente los “retos climático y digital”.

“FOCALIZAR” LAS AYUDAS EN ESPAÑA

Asimismo, Borrell se refirió a que la crisis económica provocada por la pandemia “supera a todas las que ha habido desde 1929” y tendrá repercusiones distintas según los países y zonas del mundo. Respecto a España dijo que la previsión es una caída del PIB del 9% y tendrá que ver con la “especial intensidad” con que la crisis sanitaria ha afectado al país.

El Alto Representante añadió que cuando “el Gobierno español tenga que presentar a Europa peticiones para materializar estas ayudas” frente al coronavirus, el Gabinete de Pedro Sánchez deberá “focalizar” las ayudas por regiones geográficas.

En cuanto a si las aportaciones de la UE conllevará un ajuste en los países por el endeudamiento, Borrell indicó que la deuda por el Covid-19 tendrá como titular al conjunto de la UE, que “hará frente al reembolso del capital y al pago de los intereses a través de los presupuestos comunitarios”. En cuanto a si habrá que hacer ajustes en los distintos países por el endeudamiento, indicó que “tendrán que graduarse en función de las circunstancias”.

(SERVIMEDIA)

Comentarios de Facebook