Compartir

BBVA desveló hoy que en junio de 2018 inició una investigación “sobre la contratación y los servicios prestados” por la agencia Grupo Cenyt, vinculada al excomisario José Manuel Villarejo.

Según algunas informaciones, el banco presidido por Francisco González contrató entre los años 2010 y 2017 sus servicios para espiar a miembros del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, empresarios, financieros o periodistas; o directamente intervenir en operaciones como intentar frenar el chantaje de Ausbanc.

En contraprestación el banco habría pagado varios millones de euros en abonos periódicos camuflados bajo la apariencia de contratos de consultoría o informes a través de la sociedad Grupo Cenyt, conforme a esas informaciones.

En un comunicado, BBVA explica que inició la citada investigación el verano pasado y solicitó en paralelo “una revisión independiente de los hechos y de la documentación disponible” a un despacho externo de abogados.

“De ser ciertas -las informaciones- revestirían una indudable gravedad”, reconoce el banco, que está a la espera de las conclusiones de ambas pesquisas para actuar.

“Si en las investigaciones se acreditara la existencia de irregularidades, BBVA tomará las medidas internas que procedan y llevará a cabo las acciones judiciales pertinentes, y como siempre, colaborará con la justicia”, refiere el banco.