Compartir

La exconsejera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia de la Generalitat Dolors Bassa afirmó este miércoles durante su intervención en el juicio contra el ‘procés’ independentista de Cataluña que no se materializó “ninguna acción” a favor de celebrar el referéndum del 1-O, pero renunció a explicar cómo pensaba que iba a celebrarse.

Así se expresó Bassa ante las preguntas de la abogada del Estado Rosa María Seoane. La letrada preguntó a la exconsejera “cómo pensaba que los ciudadanos iban a votar el 1-O”, ante esta cuestión Bassa indicó que “el pensamiento es libre, cada uno lo pensaba a su manera” y que “no se materializó ninguna acción” para celebrar el referéndum. “Sobre el pensamiento, no quiero responderlo”, agregó la exconsejera ante la insistencia de la abogada del Estado sobre cómo iba a votar la ciudadanía.

Asimismo, Bassa reiteró, como ya lo habia hecho anteriormente ante las preguntas del fiscal Cadena, que no se realizó “ningún gasto” desde su departamento orientado a la celebración del referéndum. Finalizado el turno de la Abogacía del Estado, la exconsejera respondió a la defensa de Carme Forcadell, la abogada Olga Anderiu, que su defendida no participó en ninguna de las reuniones celebradas por el Govern.

Posteriormente, ante las preguntas de su abogado Mariano Bergés, Bassa subrayó que “jamás” el Govern asumió la violencia como medio para celebrar el referéndum del 1-O y que siempre apostó por el “diálogo, negociación y pacto”. Asimismo, la exconsejera rechazó cualquier gasto en favor de la celebración del referéndum. “Era totalmente imposible esquivar algún gasto”, explicó, porque el control era “férreo y exigente”. En este sentido, insistió, “era imposible poner algo en la contabilidad de la Generalitat y que no se enterase el Gobierno”. Es más, continuó, “se bloquearon las partidas sobre procesos electorales”.

Ante las preguntas de su abogado, la exconsejera también subrayó que “siempre, hasta el último minuto, pensamos en la negociación y el pacto”. Ante la posibilidad de que el Gobierno de Mariano Rajoy aplicase el artículo 155 de la Constitución, el president Puigdemont, destacó, “instó al Parlament a hacer lo que considerase más conveniente”, de modo que “no forzó” la DUI, explicó. En este sentido, Bassa subrayó, como ya había hecho anteriormente, que la declaración unilateral de independencia fue exclusivamente una “manifestación política”.