sábado, 19 septiembre 2020 4:48

Barcelona aprueba retirar la Medalla de Oro al rey emérito y reprobar al Gobierno

El Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado este jueves la propuesta de ERC y JxCat de retirar la Medalla de Oro al rey emérito y reprobar al Gobierno, con los votos a favor de ambos grupos, la abstención de BComú y el rechazo de PSC, PP y Cs, mientras que los concejales de BCN Canvi Manuel Valls y Eva Parera han excusado su participación en el pleno.

La proposición, único punto del pleno extraordinario, reclamaba iniciar los trámites para retirar la Medalla de Oro a Juan Carlos I, reprobar al Gobierno por su “colaboración necesaria en la salida”, exigir explicaciones al Ejecutivo y solicitar la derogación de los delitos de injurias y calumnias a la Corona, así como permitir la fiscalización de las cuentas de la Casa Real.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado que su grupo, pese a considerar pertinente el debate y estar de acuerdo en retirar la Medalla de Oro, ha optado por la abstención al no retirarse de la proposición la reprobación al Gobierno central.

LA ABSTENCIÓN DE ADA COLAU

Colau ha tildado de política electoralista la propuesta de ERC y JxCat de celebrar este pleno, ya que el objetivo último “no es conseguir una mayoría republicana lo más amplia posible, sino reprobar al Gobierno central”.

“Parece que su objetivo es hacer caer al gobierno de izquierdas de España. Me parece triste esta política que solo busca confrontación y no una mayoría republicana real”, ha dicho después de acusar a JxCat y ERC de querer aumentar la tensión con el Gobierno central.

ERC y JxCAT

El líder de ERC, Ernest Maragall, ha defendido la celebración del pleno por coherencia democrática ante la “burda operación de camuflaje” de la marcha del rey emérito, y ha lamentado la abstención de Colau, añadiendo que responde a un carácter de su partido de no tomar posición.

Maragall ha dicho que la retirada de la Medalla de Oro de la ciudad debe ir acompañada de exigir responsabilidad al Gobierno por la “operación vergonzante” y que colabore con la Justicia suiza.

Elsa Artadi (JxCat) ha acusado de “encubrimiento de la corrupción” al Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, y ha considerado que su marcha es una declaración de culpabilidad.

Ha asegurado que el Gobierno central es colaborador necesario: “Ha tenido más prisa por salvar la monarquía que por los ERTE, el Ingreso mínimo vital y el curso escolar”, y ha replicado a Colau que su voluntad no es apuntalar el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

PSC: PRIORIZAR PROPUESTAS

El presidente del grupo del PSC y primer teniente de alcalde, Jaume Collboni, se ha mostrado contrario al contenido del pleno alegando que ahora “los barceloneses esperan que el Ayuntamiento esté debatiendo sobre otras propuestas”, como el control de la pandemia, las consecuencias económicas y la vuelta al colegio.

Ha asegurado que desde su grupo no tienen ningún inconveniente en debatir cualquier tema democráticamente siempre que se respeten las leyes, pero ha criticado que ERC y JxCat planteen un debate sobre la “salud democrática de un Estado que dicen que no es el suyo”.

CS: “PERFORMANCE ABSURDA”

La concejal de Cs en Barcelona María Luz Guilarte ha tachado el pleno de “mera cortina de humo” para eludir las responsabilidades en la gestión de la pandemia, después de reiterar al principio de la sesión que no se celebrase.

“Vienen aquí a que perdamos el tiempo con esta ‘performance’ absurda”, ha censurado Guilarte, quien ha defendido que se el pleno se debería haber dedicado a la crisis del coronavirus, debatiendo sobre cómo ayudar a las familias a no perder sus puestos de trabajo y la vuelta a los centros escolares –ha anunciado que quieren presentar una petición de pleno extraordinario sobre esta cuestión–.

El popular Josep Bou ha coincidido con Guitarte en que el pleno se tendría que haber centrado en “mejorar la vida de los barceloneses” y cómo se frenan los efectos que está teniendo la pandemia en la economía, con empresas y autónomos en una situación crítica.

Bou ha remarcado que los barceloneses “están hasta el moño” de debates sobre el rey emérito cuando ellos no pueden llegar a fin de mes y lo único que quieren es poder salir de esta crisis.