Compartir
Twitter

Jordi Baiget, exconsejero de Empresa de la Generalitat de Cataluña, cesado el 3 de julio de 2017 tras conceder una entrevista al diario `El Punt Avui´ en la que admitía que la fuerza del Estado probablemente impediría la celebración del referéndum, aseguró este martes en el juicio del `procés´ que fue destituido por “falta de confianza” tras publicarse sus opiniones.

Fue el abogado de Vox el que le preguntó por su salida del Govern en la misma fecha de la publicación de la entrevista. En esa entrevista Baiget dijo que “el Estado tiene tanta fuerza que probablemente no podremos hacer el referéndum. ¿Se aprobará una norma legal catalana para que se pueda hacer? Sí, pero en el minuto uno vendrá la suspensión”.

Automáticamente fue llamado por el presidente Carles Puigdemont que le destituyó, por lo que considera que sí hubo una relación de “causa-efecto” entre la publicación de la entrevista y su cese.

Baiget aseguraba también que temía menos la posibilidad de entrar en prisión por sus actos a favor del proceso independentista que los riesgos “contra el patrimonio” que le podrían acarrear y que afectarían también a su familia.

En respuesta al letrado de Vox el exconsejero explicó que “el director del periódico buscaba (con sus preguntas) reacciones personales, lo que pudiera sentir”. Por eso, habló de “situaciones que también afectan a la persona. Cuando hablo de patrimonio hablo también de mi familia. Has de ser consciente de tu responsabilidad”, y en ese momento ya barruntaba que se podría estar jugando el ingreso en prisión o el embargo del patrimonio de los consejeros.

Baiget aseguró, como los exconsejeros también cesados en julio de 2017 que han declarado antes que él, que en el momento de su cese no se había hablado en ningún caso de celebrar un referéndum unilateral. “¿Cuál fue el motivo de su cese?”, le preguntó entonces el representante de Vox: “A mí me cesó el presidente de la Generalitat aduciendo falta de confianza. Es lo que me dijo y es lo que yo puedo decir”.