Compartir

El expresidente del Gobierno y del Partido Popular José María Aznar afirmó este lunes que el legado que dejó a su sucesor, Mariano Rajoy, fue “unificado”, mientras que el actual presidente de la formación, Pablo Casado, se ha encontrado con “un espacio troceado en tres”.

“Eso es un hecho y a partir de ahí los titulares pueden decir lo que les parezca más oportuno”, sentenció el exjefe del Ejecutivo en una entrevista en Cope recogida por Servimedia, coincidiendo con la promoción de su libro ‘El futuro es hoy’.

“Lo que digo es yo legué un espacio unificado y Pablo Casado ha recibido un espacio troceado en tres”, se reafirmó Aznar, que no quiso mentar directamente a Rajoy. Dicho esto, se dedicó a hablar de la “oportunidad” que tiene ahora el PP de “reconstruirse”.

Preguntado por si pronto habrá una foto en la que aparezca junto a Casado y Rajoy, por ejemplo en la Convención Nacional que los populares tienen pendiente de celebración, respondió que no lo sabe porque es el actual líder quien tiene que decidirlo.

Dijo, eso sí, que por su parte no hay “inconveniente” en que se produzca este encuentro a tres bandas, aunque “no es cuestión de fotos” lo que hace falta, sino de que el electorado del PP vuelva a creer en este partido y se recuperen los votos perdidos.

“¿Por qué se han ido 700.000 votantes a Vox y tres millones y medio a Ciudadanos? ¿Por qué el electorado del PP estaba muy desarticulado? ¿Por qué el PP ha caído a intenciones de voto del 21%?”, se preguntó Aznar, emplazando a buscar las respuestas a estos interrogantes al actual PP.

En palabras de Aznar, existe ahora la “oportunidad de reconstrucción” y, en este sentido, vio en la elección de Casado “un gran acierto”. Opinó que “hay muchas esperanzas” puestas en su liderazgo, entre ellas la suya.

“PENA” POR RATO

El expresidente del Gobierno José María Aznar reconoció este lunes que siente “una especial pena” por la “situación” del que fuera su ‘número dos’ en La Moncloa, Rodrigo Rato, pendiente ahora de que la Audiencia Nacional, la encargada de juzgar el caso de las ‘tarjetas black’ de Caja Madrid y Bankia, decida los plazos para su previsible entrada en prisión.

En una entrevista en Cope recogida por Servimedia, Aznar enfatizó que Rato ha sido condenado por hechos que “no tienen nada que ver” con su etapa de Gobierno, ya que fue 10 años después de estas responsabilidades cuando fue presidente de Bankia.

“Yo siento, como todas las personas que he conocido, una especial pena por esa situación y deseo que lo afronte con todo el coraje”, manifestó el exjefe del Ejecutivo al ser inquirido por lo que ha sentido al conocer la condena a Rato.

Además, aprovechó la ocasión para mostrar su “preocupación” por el estado del exministro Eduardo Zaplana, encarcelado y con leucemia. “Lleva meses en prisión preventiva sin que se haya justificado esa prisión preventiva por una acusación solvente”, analizó.

Aznar aclaró que no entra “en decisiones judiciales” y que lo que está transmitiendo es su “preocupación” por una persona que “está enferma de leucemia y sujeta a grandísimos riesgos”.