Compartir

La Gitana Loca, un bar de Sevilla, ha instalado detrás de la barra del local un robot que es capaz de servir cerveza, entre oros elixires.

Beer Cart es un brazo mecanizado construido para hacer las funciones de barman que el local ha presentado durante su reapertura tras haber permanecido cerrado dos meses debido a la pandemia del coronavirus.

Alberto Martinez, el propietario de La Gitana Loca, donde cada caña se vende a 0.70 euros, espera que el nuevo empleado incremente las ventas del establecimiento.