Compartir

La Guardia Civil continúa investigando la agresión sexual múltiple que sufrió una joven de 19 años en Callosa d’en Sarrià (Alicante) durante la pasada Navidad, presuntamente a manos de cuatro jóvenes que siguen detenidos.

Aunque la joven asegura que no recuerda bien cómo ocurrió, sí confirma ante las autoridades que en ningún caso aceptó tener relaciones con ellos.

‘Espejo Público’ ha tenido acceso a la declaración de la víctima:

“Me he duchado y he comido y recuerdo que estaba tumbada en el suelo, boca abajo, con varios chicos encima. Me sujetaban la cabeza fuertemente contra el suelo. No sé si lo hacían con los pies o con las manos, pero era una presión muy fuerte. Me duele la parte izquierda de la cara, debajo de la mandíbula. Estando ya inmovilizada recuerdo haber escuchado como si me rompieran la ropa. Encontré después el mono que llevaba así con la cremallera rota. Tengo también arañazos en la espalda”, asegura.