Compartir

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció este jueves que todos los beneficios que genere la venta de su libro los donará “a los que desgraciadamente están olvidados, a las personas sin hogar”.

Así lo indicó durante la presentación del libro ‘Manual de Resistencia’, que escribió “a cuatro manos” con Irene Lozano, actual secretaria de Estado de España Global.

El editor de la obra, que publica Ediciones Península, anunció al inicio del acto que en 24 horas se ha convertido en el libro “más vendido y más pirateado” de España.

PREVISIONES ELECTORALES

Preguntado por su previsión ante la cita electoral del 28 de abril, Sánchez avanzó que “tiene buena pinta”. Lo hizo ante casi todos los ministros de su Gabinete, con la excepción de Josep Borrell, Fernando Grande-Marlaska y José Guirao.

En la presentación del libro también había diputados socialistas, miembros de la Ejecutiva del PSOE y casi la totalidad de su equipo en Presidencia del Gobierno.

En su conversación con el aventurero Jesús Calleja y la presentadora de variedades y militante del PSOE Mercedes Milá, Sánchez instó a “los empresarios, a las empresas; y a los políticos, a la política”; en un libro que dijo que “no es ni inculpatorio ni exculpatorio”.

El presidente y líder del PSOE se comparó con los damnificados por la crisis económica: “Yo me caí y me volví a levantar. En un país donde las segundas oportunidades están estigmatizadas, yo reivindico una segunda oportunidad. Y una cuarta y una quinta. Uno resiste porque tiene convicciones”, apuntó.

FUERON REFERENTES

Aprovechó las preguntas en el diálogo con Calleja y Milá para mandar algunos recados a los que critican su gestión al frente del PSOE, por parte de referentes históricos del socialismo, como Felipe González y Alfonso Guerra.

“Son referentes socialistas que fueron referentes de una España que ya no es. Ahora nos toca a una generación que sabemos interpretar las demandas y las necesidades de la ciudadanía. A los que reivindican el PSOE de siempre, es el PSOE el que sabe evolucionar, transformarse y servir a la sociedad española, a la que se debe”, indicó.

ELOGIOS A RAJOY

Sánchez mostró cercanía hacia el expresidente Mariano Rajoy, e incluso dijo que “en el último año sí quería cambiar y solucionar las cosas”. Reconoció que aunque ahora sólo hablan cuando coinciden en actos, le tiene “aprecio y respeto”. “A lo largo de estos cinco años tengo distintas fases, pero Cataluña nos unió”, tras las intensas conversaciones que mantuvieron y el apoyo del PSOE a la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

“Lo que vi en Rajoy en esa crisis tremenda (Cataluña) fue un enorme sentido de Estado, del cual aprendí yo también”, dijo, actitud que contrapuso con el de su “sucesor”, Pablo Casado. Puso en valor esta sintonía con Rajoy, cuando él era el líder de la oposición, en contraposición con la falta de lealtad que, a su juicio, mantienen ahora PP y Cs, que insisten en aplicar sin más el 155 de manera perpetua.

“Nos debería unir más Cataluña a todos los partidos constitucionalistas”, dijo, “porque si no, no vamos a resolver el tema de Cataluña y no podremos volcar las energías en otros temas”.

Sánchez señaló que “nadie” le ha dicho “nada” sobre las conversaciones que ‘desvela’ en el libro, entre ellas con el Rey.

MI VERDAD

El presidente dijo en varios momentos que el libro contiene “mi verdad”. “Todo lo que está recogido en el libro ha sucedido, pero no todo lo que ha sucedido está recogido en el libro”, comentó. El libro es “mi verdad”. “Es un libro que me debía a mí mismo, y a todos periodistas que nos han seguido estos años”.

En los primeros minutos del acto, manifestó que la anécdota del colchón con la que arranca el libro sirve para combatir el “bulo” de que se había gastado 500.000 euros en reformas y “poco menos que nos habíamos vuelto locos la familia Sánchez”.

Ante ello, pidió a los periodistas que “no se dejen arrastrar por esos bulos y esas mentiras; lo que tiene prevalecer es la verdad. Por eso trasladé mi verdad”.

El presidente del Gobierno ha estado arropado por su mujer y por buena parte del Gobierno