Compartir

El Congreso de los Diputados presentó este lunes el retrato del rey Felipe VI pintado por Hernán Cortés Moreno, que preside ya la sala del Palacio de la Carrera de San Jerónimo en la que se suele reunir la Mesa de la Cámara.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, se dirigió al propio artista para mostrarse convencida de que se trata de “uno de tus mejores retratos”. A punto de cumplir, el próximo 19 de junio, el quinto aniversario de la proclamación del jefe del Estado, dijo, el Congreso “no podía permanecer otro más” sin un retrato institucional del Monarca.


Apelando a su “responsabilidad” y a su “respeto institucional”, afirmó, el Congreso encargó la obra a Hernán Cortés Moreno, “uno de nuestros más célebres artistas”, autor del políptico de los padres de la Constitución, que también se encuentra en la Cámara. Pastor se declaró segura de que este retrato será también “icono de referencia de nuestro jefe del Estado”, que está “plenamente integrado y comprometido” con la Constitución y con sus 40 años que se acaban de conmemorar.

Cortés Moreno se refirió al Congreso como su “segunda casa” después de haber tenido “la suerte y el honor” de retratar a la que fue primera mujer presidenta de la Cámara, Luisa Fernanda Rudi, y después a los padres de la Carta Magna, una obra “asociada al debate político”, lo cual señaló como la “mayor suerte” que puede concebir para una de sus obras.

Explicó que ha querido pintar un retrato institucional, que no solo es de la persona sino de la Jefatura del Estado, pero con “cierta naturalidad”, evitando la “pomposidad” y el “envaramiento” que en ocasiones caracteriza ese tipo de retratos. Para ello, explicó, contó con “la mirada cómplice” que el Rey lanza al espectador, que le parece “muy característica” de Felipe VI, “una manera de mirar que inspira confianza”.

El nuevo cuadro consta de unas dimensiones de 1,50 metros de altura por 1,50 metros de anchura, y ha sido realizado con pintura acrílica sobre lienzo. La obra muestra al rey Felipe VI vestido de traje civil y sentado en un sillón, bajo una leyenda con la que se conmemoran los 40 años de la Constitución Española. Se trata del séptimo retrato que el pintor realiza de Felipe VI, algunos de los restantes se encuentran en instituciones como el Tribunal Supremo o el Consejo de Estado.

(SERVIMEDIA)