Quantcast

Arrimadas, pese a las palabras de Rivera, sigue pensando que pactar es “lo correcto”

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha respondido a las últimas declaraciones de su predecesor en el cargo, Albert Rivera, defendiendo su decisión de negociar y pactar con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y afirmando que lo seguirá haciendo porque es “lo correcto” en un momento de “excepcionalidad” como el que vive España por la pandemia del coronavirus.

Durante un acto en Zaragoza este jueves, Rivera dijo que se alegra de haber dimitido tras la debacle que sufrió Ciudadanos en las elecciones de noviembre porque se ha confirmado que Sánchez quería pactar con Unidas Podemos y con los partidos independentistas, y él no aguantaría “ni un minuto” apoyando cosas en las que no cree.

Se refirió tanto a los Presupuestos Generales del Estado -que Cs se ofrece a negociar-, como a lo que considera “atropellos” del Gobierno a la separación de poderes o a la libertad de prensa. Y, aunque evitó mencionar expresamente a Cs y a Arrimadas, advirtió: “Uno puede ser flexible, puede ser laxo, tener cintura, pero uno tiene que tener dignidad. Creo que cuando pierdes la dignidad, ya no se recupera”.

En una entrevista en la cadena SER, Arrimadas se ha negado a interpretar esas palabras como una crítica a la actual dirección de la formación naranja, argumentando que él mismo dijo después en Twitter que había sido malinterpretado. “No se está refiriendo a nosotros sino a la situación actual”, ha asegurado.

SALIR DE LA POLARIZACIÓN Y LAS TRINCHERAS

Pero a continuación, ha reivindicado la estrategia de Ciudadanos señalando que muchas personas piensan que “hacía falta por fin en España un partido que se pudiera sentar a dialogar y a negociar” y que al mismo tiempo “tuviera principios firmes”.

“Porque nosotros no vamos a pasar por la humillación de Otegi a todos los españoles o la de Esquerra con el castellano”, ha subrayado en alusión a la disposición de EH Bildu a apoyar los Presupuestos de 2021 y al acuerdo de Esquerra Republicana de Catalunya con el PSOE y Unidas Podemos para eliminar por ley el castellano como lengua vehicular en las escuelas de las comunidades autónomas donde hay otro idioma cooficial.

Según la líder de Cs, “mucha gente está agradeciendo” que haya un partido que se aparta de “las trincheras y la polarización” política y que demuestra haber “entendido la excepcionalidad del momento”.

Tras recordar que hay una pandemia y que solo este jueves fallecieron 350 personas en España por la Covid-19, ha indicado que no se puede “normalizar la tragedia”. Si en esta situación “no somos capaces de sentarnos, de hablar y de llegar a acuerdos, ¿qué va a tener que pasar en España?”, se ha preguntado.

DENTRO DE CIUDADANOS “ESTAMOS A UNA”

Arrimadas sostiene que para “salvar vidas y empleos” es necesario dialogar y llegar a acuerdos y por eso está “totalmente convencida de que no podría estar haciendo otra cosa en un momento como este”.

Así que “vamos a seguir haciendo esto, porque creo que es lo correcto y que lo agradecen muchos españoles”, ha subrayado, lamentando que en España se hayan normalizado los pactos con las formaciones nacionalistas pero cuando se sientan a hablar los partidos nacionales “parece un pecado”.

Cuando le han preguntado por la corriente crítica dentro de Ciudadanos, la presidenta ha respondido que la decisión de pactar con el Gobierno de Sánchez se tomó en la Ejecutiva del partido “hace mucho tiempo”. “Estamos a una en el partido. Si estamos en Cs y no en otro partido es porque pensamos que se pueden hacer las cosas de otra manera”, ha manifestado.

Además, ha señalado que la formación naranja está siendo “coherente”, porque la misma actitud “responsable” que pide a la oposición en aquellos ayuntamientos y comunidades donde gobierna es la que ofrece desde la oposición allí donde no gobierna, también en el Congreso.

Comentarios de Facebook