Compartir
Twitter

Los equipos de rescate retoman este martes las tareas de búsqueda de Arthur, el menor de 5 años, que desapareció tras el torrente que inundó Sant Llorenç del Cardassar, en Mallorca, hace una semana.

Los trabajos se suspendían a las 10 de la noche, aunque continuaba la labor de los equipos de vigilancia nocturnos, y hoy se el rastreo se va a centrar en tierra, en concreto, “la búsqueda se intensificará por tierra en las zonas del torrente de Ses Planes, donde hay depositado más sedimento”, según ha explicado el servicio de emergencias de “112”.


Más allá del drama humano, las aseguradoras comienzan a hacer números sobre el coste económico que supondrán los daños ocasionados durante la riada en Sant Llorenç. El Colegio de Mediadores de Seguros de Baleares calcula que tendrá que abonar unos 10 millones de euros; mientras que el Consell estima que devolver la normalidad, contando con la recuperación de las infraestructuras le supondrá unos 26 millones de euros.