Compartir

Arabia Saudí no parece haber olvidado la decisión inicial del Gobierno de Pedro Sánchez de no vender bombas a Riad. Según publica ‘El Mundo’, este asunto sería la causa por la que las autoridades saudíes habrían vetado la presencia del Gobierno de España en la inauguración del AVE que une la Meca y Medina.

La puesta de largo del tren del desierto tuvo lugar el pasado día 25 de septiembre, con el rey Salman bin Abdelaziz y el príncipe heredero Mohammad bin Salman presidiendo este hito, mientras que por parte de las autoridades españoles tan sólo estaba el embajador en Arabia Saudí, Álvaro Iranzo, según describe’El Mundo’, en un acto en el que destacaba la ausencia de representantes del gobierno de España, dado que las empresas estatales de España como “Renfe y Adif son decisivas en el consorcio adjudicatario” responsable de la obra, en la que también se encuentran OHL y Talgo.

En la inauguración sí fueron invitados y “bienvenidos” el presidente del consorcio Jorge Segrelles y el de Talo, Carlos de Palacio, pero no asistieron los presidentes de RENFE, ADIF y demás empresas públicas involucradas.

“Por supuesto teníamos intención de acudir, pero se nos dijo que no querían autoridades españolas”, así lo han reconocido fuentes gubernamentales al diario ‘El Mundo’; que también recoge la valoración del consorcio industrial que ha matizado “Sí. los saudíes pidieron que no hubiera autoridades españolas pero no dieron como motivo la cuestión de las bombas. Querían que la inauguración fuera un evento propio sin protagonismo exterior”.

Desde el Palacio de la Zarzuela, según publica ‘El Mundo’ hay bastante malestar por lo sucedido, y recuerdan que el Rey Felipe se “empleó a fondo la “pasada primavera para conseguir que el príncipe heredero incluyera España en su gira europea para apuntalar el contrato de las corbetas de Navantia”.

Las invitaciones a la inauguración del AVE a la Meca se cursaron, según ‘El Mundo’, a principios de septiembre, cuando el Gobierno de Madrid, aún no había rectificado el anuncio de la ministra de Defensa, Margarita Robles, de que no vendería bombas a Arabia Saudí, que sólo se hizo oficial el día 12 tas mostrar su indignación el embajador saudí en Madrid. “El próximo hito” en este hito tecnológico tendrá lugar el jueves día 11 de octubre, cuando está previsto el primer viaje comercial y al que sí tiene previsto acudir, según apunta el diario, entre otros miembros del consorcio, el presidente de Renfe, Isaías Táboas.