Compartir

Vox aseguró este jueves que el ataque informático que su web sufrió este miércoles no ha afectado a los datos ni de sus afiliados ni de sus donantes, sino sólo a información de suscriptores de su página de Internet, que está alojada en un servidor externo.

Según informó esta fuerza política, el ‘hackeo’ de su página no ha afectado a información relevante de la organización, a pesar de lo cual ha puesto en marcha un “plan de contingencia” y los servicios informáticos continuarán reforzando la seguridad de sus servidores.

Este partido añadió que su servicio jurídico ha denunciado el ataque informático a la Unidad de Servicios Telemáticos de la Guardia Civil y comunicado la incidencia a la Agencia Española de Protección de Datos.

No obstante, se explica que “el autor del ataque informático ha tenido acceso únicamente a datos de suscriptores de nuestra web, alojado en un servidor externo. No ha existido acceso a los servidores internos donde se encuentran los datos de nuestros afiliados y donantes”.

MÁS ATAQUES

Vox explicó que ha sufrido “más ataques” similares durante las elecciones andaluzas de 2015 y el pasado 2 de noviembre durante la etapa final de la presentación del escrito de acusación en el Tribunal Supremo para el juicio contra los golpistas catalanes. Ninguno de estos ataques previos permitió a sus autores accede a los datos de la organización.

El partido de Abascal también aludió en su comunicado a que tiene constancia “de que en las últimas semanas se ha incrementado los intentos de boicotear nuestros servidores”, todo ello tras el resultado obtenido por esta fuerza política en las elecciones andaluzas del pasado 2 de diciembre.

Se os acaba el tiempo pic.twitter.com/aUVObvX8w0


Tras el ataque, Vox ha informado a sus seguidores en Twitter que lo ha puesto en conocimiento de la policía y ha subrayado que “no tiene miedo a ningún ataque, incluidos los informáticos”.