Compartir

La Consejería de Salud y Familia de la Junta de Andalucía ha puesto en marcha una iniciativa para convertir las playas andaluzas en espacios libres de humo. La propuesta coincide con la celebración del Día Mundial Sin Tabaco.

El consejero, Jesús Aguirre, ha presentado la iniciativa de la Red Andaluza de Servicios Sanitarios y Espacios Libres de Humo que bajo el título ‘Playa sin Humo’, persigue promover “hábitos saludables para mejorar la salud y la calidad de vida, aumentar la calidad ambiental, disminuir la contaminación y mejorar la imagen de nuestras costas”.

La propuesta llega un año después de que Motril estrenara la primera playa sin humos en una franja de 500 metros de longitud. Ahora se abre la puerta a que cualquier ayuntamiento andaluz que cuente con costa en su demarcación se sume a la iniciativa, solicitándolo a través de la web.

Las playas que lo soliciten serán sometidas a un proceso de evaluación y acreditación con cuatro niveles: miembro, bronce, plata y oro; y serán los propios ayuntamientos los responsables de implementar las políticas que se determinen para mantenerlas libres de tabaco, así como por velar por la señalización adecuada y la facilitación de información a los usuarios.