Compartir

Ana Julia Quezada, la autora confesa de la muerte del niño Gabriel Cruz, tendrá que responder ante la Justicia por un delito de asesinato del menor de 8 años, y contra la integridad moral. Sin embargo, el titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Almería, Rafael Soriano, no ha informado del motivo por el que Quezada no será juzgada por detención ilegal.

En su declaración a las medios, el magistrado ha señalado que una vez que se informa a la investigada de lo hechos que se le imputan, “empezará la instrucción de la causa de la ley del jurado, que llevará su tiempo”, y se ha mostrado confiado en que antes de fin de año esté completada. Será entonces cuando se pase a la Audiencia Provincial para su enjuiciamiento.

Quezada se encuentra en prisión provisional desde marzo, por el asesinato del niño, hijo de su expareja, al que asfixió con sus propias manos, tras golpearle con un hacha, según apuntara por una “malvada voluntad”.