sábado, 19 septiembre 2020 5:52

Un alza del 10% en el tabaco provocaría una caída de entre un 4% y un 10% en la venta legal

Un aumento del 10% en el precio de los cigarrillos provocaría presumiblemente una caída de entre un 4% y un 10% en las ventas legales, con un efecto dispar en función de las zonas geográficas, según un estudio realizado por un grupo de investigadores españoles que muestra la sensibilidad al precio del tabaco en las distintas provincias españolas.

Así, indican que si sube el precio de los cigarrillos en España, un consumidor que viva cerca de Gibraltar estará tentado a comprar cigarrillos más baratos en la colonia británica, mientras que un fumador residente en un pueblo de la sierra de Madrid no tendrá esa posibilidad.

Los resultados del estudio muestran que, aunque en provincias como Ourense, Soria, Lugo, Barcelona o La Rioja un aumento del 10% en el precio de los cigarrillos provocaría presumiblemente una caída de en torno al 4% en las ventas, existen provincias que reaccionarían de una forma aún más sensible, como es el caso de Cádiz, Sevilla, Málaga, Guipúzcoa y Lleida, donde ese descenso sería aproximadamente de un 10%.

Una de las conclusiones del estudio es que las provincias donde la elasticidad del precio es mayor son las ubicadas en zonas fronterizas con Francia, Andorra y Gibraltar y en territorios con alta afluencia de turismo extranjero.

Las conclusiones de este estudio han sido publicadas recientemente en la prestigiosa revista ‘Nicotine & Tobacco Research’, de la Universidad de Oxford, en un artículo de investigación bajo el título ‘The price elasticity of cigarettes: new evidence from Spanish regions, 2002-2016’ (‘La elasticidad del precio de los cigarrillos: nuevas evidencias según regiones españolas, 2002-2016’).

La motivación del trabajo de estos expertos, que matiza la relación entre el precio y las ventas de cigarrillos usando avances recientes en análisis cuantitativo, radica, en opinión de sus autores, en que parece razonable pensar que la sensibilidad del consumidor ante cambios en el precio no es la misma en todas las provincias españolas.

Los autores sostienen que cuando disminuyen las ventas legales de cigarrillos al aumentar su precio puede deberse a tres causas: que los consumidores abandonen el hábito tabáquico, que decidan acudir al mercado ilícito o que migren a otras labores legales de tabaco más baratas.

Aunque cuantificar el comercio ilícito no entra dentro del tópico principal del informe, el profesor Antonio Golpe ha explicado, en declaraciones a Europa Press, que existe consenso en que valores tan altos en las elasticidades de precio de los cigarrillos pueden estar asociados a dos cuestiones: a la presencia de productos sustitutivos que absorben la caída o al comercio ilícito.

“En España, si se analiza la evolución del comportamiento de los productos sustitutivos, parece que no se cumple lo primero. Por ello, aunque requiere de un análisis más detallado, podemos aventurarnos que gran parte de dicha caída será claramente absorbida por el comercio ilícito, especialmente en las zonas más castigadas por éste (Cádiz, Sevilla, Córdoba)”, ha señalado.

Tras las conclusiones iniciales alcanzadas, este grupo de investigadores ha emprendido una línea de trabajo más amplia que consiste en detectar si existen distorsiones en las zonas fronterizas que evidencien la existencia de comercio ilícito de tabaco y en explicar también cómo afectan las crisis económicas a las ventas de cigarrillos, dado que la recesión de 2008 provocó una reducción sin precedentes en las ventas legales de cigarrillos en España.

EL COVID-19 AFECTARÁ DE “FORMA ACUSADA” AL CONSUMO

Preguntado por el impacto de la crisis del Covid-19 en las ventas de cigarrillos, Golpe ha señalado en este sentido que las recesiones económicas impactan más sobre el consumo de cigarrillos que las expansiones económicas, por lo que “es de esperar que la recesión económica impacte en el consumo de cigarrillos de forma acusada”.

Golpe ha explicado que el trabajo recién publicado no ha tenido en cuenta las consecuencias derivadas de la crisis del Covid-19, sin embargo, en otro trabajo que ya han enviado a revisión se presentan evidencias de una caída “bastante profunda” en las ventas legales de cigarrillos en zonas fronterizas con Francia (donde el diferencial de precios es muy acusado) y turísticas, con descensos mayores al 50% en varias provincias.

Analizando los datos publicados recientemente por el Comisionado para el Mercado de Tabacos, se observa que el mercado de cigarrillos ha sufrido una caída interanual del 8% durante el pasado mes de julio.

En relación a las restricciones al consumo de tabaco y ocio nocturno con motivo de la pandemia, el profesor se ha referido a los cambios normativos de 2005 y 2011 que restringían el consumo en lugares públicos y ha afirmado que ambos provocaron una disminución en el consumo de cigarrillos (siendo de mayor magnitud el segundo). “En este contexto, parece razonable pensar que las restricciones impactarán en el consumo de cigarrillos”, ha añadido.

Asimismo, el profesor ha explicado que distintos trabajos demuestran que ‘shocks’ negativos en el mercado laboral (aumentos en las tasas de desempleo) pueden causar caídas en las ventas legales de tabaco.

“En principio, a igualdad de precio, la recaudación impositiva claramente se verá mermada, pero hemos de tener en cuenta que posibles aumentos en el precio de las cajetillas para revertir esta situación pueden provocar una mayor caída en las ventas legales, por lo que, una política a priori destinada a mantener dicha recaudación mediante subidas de precios puede incluso reducir aún más dicha recaudación”, ha explicado.