miércoles, 23 septiembre 2020 9:39

Almeida cifra en 36 millones de euros la recaudación por las más de 800.000 multas impuestas en Madrid Central

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, señaló este martes que durante el tiempo que lleva activa la zona de bajas emisiones Madrid Central se han recaudado 36 millones de euros con las más de 800.000 multas impuestas.

Así lo indicó durante su intervención en la visita a las cocheras de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) en el distrito de Carabanchel después de que ayer el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) anulase Madrid Central por “defectos formales”.

A pesar de esta sentencia, ante la que cabe recurso, el regidor madrileño advirtió que “mientras no sea firme, Madrid Central sigue en vigor y hay que seguir respetando las normas, las limitaciones horarias y las invitaciones de acceso”.

Además, informó que van a encargar que sean los servicios jurídicos los que decidan qué hacer con las sanciones impuestas o en tramitación, pero recalcó que, de momento, “no cabe hacer ninguna presunción de si se van a anular o no o si se va a producir devolución o no”.

Ante la posibilidad de presentar un recurso ante el Tribunal Supremo, Almeida apuntó que se guiarán por lo que determinen los servicios jurídicos y técnicos para recurrir la sentencia o no de Madrid Central”, pero remarcó que “primero analizaremos la sentencia”.

En este sentido, el alcalde de la capital insistió en que, “a diferencia de lo que sucedía en el Gobierno anterior, no vamos a tomar decisiones políticas, cuando son necesarias medidas jurídicas y técnicas”.

Almeida denunció que el equipo de Gobierno anterior, liderado por Manuela Carmena, “hurtó a la población la posibilidad de decidir sobre Madrid Central”, por lo que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anula la “medida estrella” de sus cuatro años de mandato.

El regidor madrileño apuntó que, “para disipar cualquier duda, haremos inmediatamente públicos los informes para que no quepa ninguna duda de los criterios seguidos a la hora de recurrir o no la sentencia”, aunque remarcó que “recurrir no es una obligación”.

Almeida criticó a los que hace dos años sacaron adelante Madrid Central (Más Madrid y PSOE) y recomendó que, “para todos aquellos que pretenden manchar e insultar a través de Twitter, que se lean los informes”.

A este respecto, el alcalde echó de menos algún tipo de autocrítica o de reconocimiento de que se habían equivocado por parte de los partidos que forman parte ahora de la oposición en el Consistorio madrileño.

El regidor madrileño exigió “disculpas y autocrítica de la izquierda”, y que reconociesen que se equivocaron con su principal proyecto. “La justicia nos ha dicho que no fue acorde al ordenamiento jurídico”.

Por ello, “ya está bien de que parezca que no tienen la culpa de nada”, porque el TSJM “ha venido a decir que fallaron estrepitosamente”. Por ello, lamentó que no entonaran una disculpa y dijeran que lo sienten “por no contar con vosotros”.

Para finalizar, Almeida aseguró que su equipo de Gobierno va a luchar por el derecho de todos los madrileños y va a contar con ellos, que “es lo que no hizo el anterior Ejecutivo, ya que privó a los madrileños de participar en esta ordenanza”. “Es muy grave que no haya habido un ejercicio de transparencia”.

En cuanto a la continuidad de Madrid Central, “tendremos que estudiar qué dice la sentencia”, pero sí dijo que apostarán por las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE), apostando por la movilidad y la sostenibilidad en toda la ciudad de Madrid y no solo en el distrito Centro. Además, mantendremos un diálogo riguroso con empresarios y comerciantes”, concluyó.

(SERVIMEDIA)