Compartir

Con motivo de la cumbre internacional del G-7 que tendrá lugar en la localidad vecina de Biarritz, tanto Francia como España redoblan la seguridad ya que está previsto que acudan los principales jefes de Estado (Alemania, Canadá, EEUU, Francia, Italia, Japón y Reino Unido), así como el presidente del Gobierno español en funciones, Pedro Sánchez, en calidad de invitado.

La 45ª cumbre anual del G-7 se celebrará del 24 al 26 de agosto, pero del 21 al 23 habrá talleres y conferencias en Irún en el marco de la llamada ‘contracumbre’. Además, el 24 está convocada una manifestación entre Hendaya e Irún y el 25 habrá una concentración en Biarritz.

Hasta el director general de Tráfico, Pere Navarro, ha recomendado evitar la zona ya que durante esos días hay “un riesgo cierto de afectaciones al tráfico” porque se prevén “incidentes, manifestaciones, bloqueos o retenciones”, de manera que los conductores que circulen por esos lugares en esos días “pueden quedar atrapados”.

Además, la cumbre coincide con el último fin de semana de agosto, el retorno de ciudadanos marroquíes tras cruzar el Estrecho y la vuelta de portugueses y de otros ciudadanos comunitarios a sus países de origen. “Es una época de máximos desplazamientos de retorno de vacaciones”, dijo Navarro.

PREOCUPACIÓN DE FRANCIA

Biarritz está situada a unos 20 kilómetros de la frontera española, a 30 de Irún y a 40 de San Sebastián, por lo que el Gobierno francés trasladó al español su preocupación por las incidencias al tráfico asociadas a la cumbre, especialmente para camiones u otros vehículos pesados.

En esas fechas, la AP-8 soporta unos 27.000 vehículos diarios en dirección a la frontera vasca y la AP-1 entre 33.000 y 35.000. El año pasado, más de 200.000 vehículos se dirigieron a Francia en esa época del año. Los pasos fronterizos que pueden verse afectados por la cumbre del G-7 son los de Behobia y Biriatou (AP-8), Puente de Santiago (N-I) y Dantxarinea (N-121-B) en dirección a Francia.

Por ello, la DGT, de acuerdo con la Dirección de Tráfico del Gobierno Vasco, ha acordado algunas medidas preventivas, como informar al Comité Nacional de Transportes por Carretera y a la Confederación de Transporte de Mercancías de las previsiones de restricciones y días en los que se prevén mayores complicaciones circulatorias para que las empresas con vehículos pesados planifiquen sus viajes y eviten la entrada a Francia por el País Vasco durante la cumbre del G-7.

AVISO A EMBAJADAS

Respecto a los ciudadanos marroquíes, Tráfico ha distribuido folletos informativos en áreas de servicio y puertos como el de Algeciras con recomendaciones de evitar la entrada a Francia por el País Vasco del 23 al 26 de agosto y ha informado de esta situación a la Embajada de España en Marruecos.

También ha notificado a las embajadas de España en Portugal y de Portugal en España de que los conductores del país vecino eviten el paso fronterizo del País Vasco o lo hagan antes o después del G-7.

En cuanto a las medidas de gestión del tráfico, la DGT ha previsto itineratios alternativos para los vehículos pesados (paso fronterizo por Girona a través de la AP-7 en La Junquera) y los vehículos ligeros (la AP-7 en La Junquera, la N-330 por el túnel de Somport, la N-135 en Valcarlos o la A-136 en el puerto de Portalet).

Por último, si se producen importantes retenciones, habrá un desvío obligatorio de camiones hacia La Junquera y de coches y otros vehículos ligeros hacia Navarra y Huesca.

(QUÉ/SERVIMEDIA)