viernes, 25 septiembre 2020 5:31

Alcalde de Ourense dice que no es necesario aislar o hacer PCR a personal del Ayuntamiento tras el positivo de asesor

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, ha indicado a través de su cuenta de Twitter que la Xunta le comunicó este viernes que “se descarta cualquier confinamiento o cuarentena o test para trabajadores del Ayuntamiento” tras el positivo de un asesor de la Alcaldía.

Agrega en su mensaje que no han existido contactos estrechos, es decir, personas que han estado más de 15 minutos sin protección a menos de dos metros del positivo por coronavirus.

Ante esta información, tanto el PSdeG como el BNG de Ourense han solicitado este sábado a través del registro del Ayuntamiento una copia de la comunicación de la Xunta en la que se indica esto. Los nacionalistas, además, han manifestado que se plantean no acudir al pleno convocado para este lunes.

Los socialistas han indicado en un comunicado que, “de ser cierta” esta información, sería “un agravio y una irresponsabilidad” de las dos administraciones y cuestionan si se aplica “un protocolo diferente” para el Ayuntamiento.

Además, preguntan si tal “protocolo especial” afecta también al alcalde y a los concejales del equipo de gobierno que estuvieron en contacto con el trabajador que ha dado positivo.

La Xunta, han destacado los socialistas, pide a la ciudadanía un esfuerzo para cumplir con el aislamiento en casos de contacto o de presentar síntomas y censuran que este protocolo “parece no ser aplicable” en este caso. Al grupo de gobierno le recriminan que “parece no importarles la salud de los trabajadores” al negar la realización de pruebas y no aplazando el pleno, que será en las instalaciones de la Diputación.

El PSdeG ha pedido saber si el alcalde o los concejales y trabajadores que han tenido contacto con la persona cuyo positivo se ha confirmado se han sometido a una PCR o tienen previsto hacerlo.

Por su parte, el BNG ha considerado que “no está garantizada la seguridad sanitaria” en la sesión del pleno municipal del lunes, puesto que miembros del gobierno local estuvieron con la persona infectada “y no hay constancia de que se sometiesen a las pruebas PCR que descarten su contagio”.

“ENORME IRRESPONSABILIDAD”

La falta de información y de claridad es “alarmante”, ha indicado la formación nacionalista en un comunicado, en el que critica que nadie se ha puesto en contacto con su grupo para comunicar este positivo y las decisiones relacionadas, de las que ha tenido conocimiento “por las redes sociales”.

“Resulta extraño y difícilmente entendible que, en la situación en la que nos encontramos a nivel global y ante un positivo dentro del cuadro de personal del Ayuntamiento, no se adopte ninguna medida de seguridad”, ha señalado el BNG, que tacha de “enorme irresponsabilidad” mantener el pleno y considera que da un mensaje “contradictorio” a la ciudadanía.

En las próximas horas, el BNG trasladará esta cuestión al resto de los grupos, tanto del gobierno como de la oposición, para buscar “un consenso que permita aplazar la celebración del pleno”.