Compartir

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha roto a llorar este martes durante una entrevista telefónica al recordar la presión que ha tenido que sufrir en los últimos días al no tener asegurados los apoyos para repetir al frente de la alcaldía.

Preguntada en Rac-1 sobre si esta será su última legislatura, Colau ha asegurado que “seguramente este será mi último mandato porque no vengo a alargarme en la política. Pero nuestras políticas necesitan cuatro años para consolidarse y para ello es mejor hacerlo desde la alcaldía”.

El mayor momento de tensión se ha vivido cuando le han preguntado si había pensado en abandonar. Colau ha contestado con un “claro, tengo dos hijos”, y a continuación ha relatado cómo vivió la bronca que se vivió el sábado pasado en la plaza Sant Jaume donde fue insultada por independentistas.

“Fue durísimo. Nos llamaron putas, zorras y guarras. Me gustaría que esto se condenara porque sé que no representa a la mayoría independentista”, ha añadido.

Colau fue investida el pasado sábado con votos del PSC y de la plataforma de Manuel Valls.