Compartir
Servimedia

“Queridos directores, necesitaríamos tener iniciativas parlamentarias de interés para el ministerio que pudieran ser presentadas en el siguiente periodo de sesiones que comienza en febrero”. Así arranca el email con el que según publica ‘El Mundo’, el Ministerio de Exteriores dispuso que los funcionarios públicos trabajaran para el PSOE.

El correo electrónico, que deja en evidencia la instrumentalización de las instituciones públicas para un uso partidista por parte del equipo del ministro Josep Borrell, continúa diciendo que “el plazo que nos da la asesoría parlamentaria es el miércoles de la semana que viene (16 de enero), pues habrá que revisar los textos y el gabinete del ministro tendrá también que revisar y dar su visto bueno”.

El email fue enviado, según las fuentes de Exteriores citadas, desde la cuenta oficial del gabinete de una de las secretarías de Estado, con “importancia alta”. El director del Gabinete de Borrell, Camilo Villarino, estaba al tanto de esas prácticas, según se recoge en el texto y las supervisaría.

Una vez que recibieron las instrucciones los directores generales, las reenviaron a sus subidrectores (cargos no políticos), y estos a sus respectivas unidades.

Estos “encargos partidistas” despertaron el malestar entre los funcionarios que se vieron salpicados y que, entre otras cuestiones, se vieron obligados a redactar textos para el Grupo Parlamentario Socialista, “argumentos de ataque” al PP, o una lista de “hitos” del departamento de Borrell en estos ocho meses de Gobierno.

La noticia de este polémico “email” llega en medio de las críticas que desde PP y Ciudadanos hacen al Gobierno al que acusan de instrumentalizar las instituciones públicas en otros ámbitos como la convalidación de reales decretos en la Diputación Permanente.